mayo 05, 2015

11 errores comunes a la hora de trabajar nuestro branding



Si bien hace algunas semanas tuvimos en este blog un guest post sobre branding (o marca personal) que puedes leer aquí, creo que es un tema que puede serte de mucho provecho. Por eso hoy me he decidido a contarte algunos de los errores más comunes a la hora de trabajar nuestro branding.

Como recordatorio, decirte que el branding personal no es otra cosa que lo que transmitimos de nosotros hacia nuestro público o audiencia. En realidad todos tenemos marca personal (o incluso varias): marca personal de padre/madre de nuestros hijos, marca personal de hijo, marca personal de la junta de vecinos, etc. Siempre jugamos un papel u otro según la situación a la que nos toca enfrentarnos.
Dicho esto, empezaré enumerando los errores más comunes a la hora de trabajar nuestro branding.

No definir tu identidad.
Lo primero que debes hacer para empezar a trabajar tu marca personal es analizarte. Debes conocer muy bien tus puntos fuertes y tus puntos débiles, tus aptitudes, tus valores, etc. Debes ser plenamente consciente de todo aquello que quieres transmitir y que, por lo tanto, definirá tu identidad. Es importante que encuentres tu elemento diferenciador, descubrir quien eres en qué destacas y para qué vales.

Target not found.
Si no tienes claros tus objetivos, difícilmente llegarás a puerto. Debes tener claro tus objetivos para que te encuentren o te conozcan. Pregúntate: ¿Por qué quieres que te conozcan? ¿Qué quieres conseguir? ¿Cómo lo vas a conseguir?

No tener un plan.
Todo tiene su orden y no debemos tener prisa. Es un error común comenzar a crear perfiles en todas las redes habidas y por haber antes de tener definida nuestra marca y, por supuesto, antes de saber cómo actuaremos para lograr nuestros objetivos.

No diferenciarte.
Todos tenemos competencia. Y, si nos comparamos con ella, comprobaremos que compartimos atributos y habilidades similares con muchos de ellos. Pero... ¿qué es lo que nos diferencia? ¿Por qué deberían contratarnos a nosotros y no a otro?
Encuentra tu “valor añadido” y muéstralo. 

Copiar la marca personal.
Esto trata de ser uno mismo. Uno de los peores errores que podríamos cometer es intentar ser otra persona. Ya lo habrás oído alguna vez: “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.
De igual forma es importante que no copies la estrategia de otros. Ser original te traerá buenas cosas.

Ser incoherente o inconsistente.
Ideas poco claras, principios sin definir y objetivos poco claros en una marca personal difícilmente transmitirán confianza. De igual forma es negativo que una vez hayas logrado posicionarte, dejes de trabajar tu marca o la abandones.
Debes tratar, a toda costa, de ser natural, coherente, equilibrado y consistente. Trabaja con regularidad.

Un nombre para cada cosa.
Lo más lógico es que usemos el mismo nombre para las distintas plataformas. De esa forma facilitaremos a los usuarios que nos encuentren  en las distintas redes o plataformas.

No cuidar la imagen online.
¿Conoces cuál es tu reputación digital? Búscate en Google, conoce lo que opinan de ti en Twitter, etc. Rastrea la red para conocer lo que los demás piensan de ti.

Estancarse.
El mundo profesional y personal nos obliga a reinventarnos. Einstein decía “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”.
Busca nuevos objetivos y metas, piensa de forma distinta, prueba a hacer cosas nuevas. No estar actualizado es uno de los grandes problemas, por lo que siempre es recomendable conocer qué se cuece a nuestro alrededor.

Usar canales inadecuados.
Las redes sociales son nuestros aliados, pero hay que conocerlas a fondo para decidir en cuales debemos estar y en cuales no. Estar por estar no nos aportará beneficio. Hay que estar en ellas a conciencia.
Investiga y decide en qué plataformas debes estar presente.

Not Networking.
Puedes ser un excelente profesional, aportar algo distinto al resto y, en definitiva, ser la pera limonera. Pero si no te conoce nadie, no servirá de nada. 
Dedica un rato diario a hacer nuevos contactos y, sobre todo, mímalos. Ya hablé de Networking hace unos días en este post.


Dicho esto, ya sabes que toca: ponerse a trabajar. Nadie dijo que crear tu propia marca personal fuera tarea fácil. Pero seguramente estarás de acuerdo conmigo en que tener tu propio branding puede reportarte muchos beneficios.
Y recuerda, como dijo Machado, "caminante no hay camino, camino se hace al andar..."

4 comentarios:

  1. Genial post, Vik!!
    Tengo que aplicarme tus consejos!! ;-)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplica, prueba y trastea =^.^= Estoy convencido que puede aportarte grandes beneficios.
      Muchas gracias por tu visita y comentario. ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Lo breve, si bueno, dos veces bueno !!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa (la de la brevedad) es una de las lecciones que más y mejor recuerdo por parte de una profesora de lengua castellana que tuve en la secundaria. Y cada vez agradezco más haberla aprendido =^.^=
      ¡Muchas gracias por la visita y el comentario!
      Un fuerte abrazo

      Eliminar